27 mayo, 2009

REVISTA DE REVISTAS Y EL BOOM DEL CÓMIC EN MÉXICO

Por Jorge Tovalín

Coincidiendo con el 50 aniversario de Batman y el estreno de la película del mismo nombre, el 13 de octubre de 1989, la publicación semanal Revista de Revistas del periódico Excélsior dedicó su portada y gran parte de su número 1459 al Caballero Nocturno (sé que tengo el ejemplar, pero me elude el condenado). Esa sería la primera vez que esta revista daría amplia cabida al tema del cómic. Estoy seguro de que el número se vendió como pan caliente, pues en esa época se vivía la Batimanía, furor que definitivamente no ha causado ninguna otra película desde entonces. Ni Jurassic Park, ni Titanic. Tal vez la primera de Spider-man, pero no creo.
En julio de 1992 la publicación repetiría el truco, dedicando no sólo uno, sino dos números consecutivos (4303 y 4304) a Batman Regresa, con textos del buen Martín Arceo (que nos hizo el honor en Comikaze #4), Manuel López de la Parra, Vianka Santana, César Aguilera y una docena más de colaboradores, sobresaliendo Francisco Calzada Jauregui, quien se volvería parte integral de los números comiqueros de Revista de Revistas en el futuro.
El 30 de noviembre de 1992 se lanzaría el número 4322, que seguro voló de los puestos. Se trataba de un ejemplar con artículos centrales y portada dedicados al Hombre de Acero. Ya Revista de Revistas había establecido un lazo invisible con los lectores jóvenes, que sabían que sus páginas no eran indiferentes al mundo del cómic.
Para mayo de 1993, apenas un año más tarde, aprovechando de forma muy inteligente el llamado Boom del Cómic (cuando todo mundo parecía tener un interés por el medio), comenzó la publicación de una serie de cinco números (del 4346 al 4350), titulados precisamente El Boom del Cómic. Para los suscriptores de la revista (que la recibían gratis) y para los chavos (y no tan chavos) que veían en la calle las llamativas portadas (armadas en su mayoría a partir de las muy populares trading cards de ese entonces), se trataba de un objeto de coleccción.
Entre las decenas de artículos de esta serie se encontrarían Breve historia de los cómics, Los cómics de terror, El cómic militar, Las piezas maestras de la Marvel, Los grandes creadores del cómic (todos del mencionado Francisco Calzada); Un niño solitario y su tigre, Los especiales de DC-Marvel, La vanguardia nacional (de un jovenzuelo Olivier Fuentes, comiquero oficial de la revista Cinemanía y ahora coordinador editorial de la misma); Hacia la historieta de fin de siglo, El Imperio Contraataca (de Martín Arceo, ya un reconocido articulista del cómic); De cómo el Hombre Araña venció a Superman sin kryptonita (de Ignacio Loranca, hoy cabeza de Fi Comics y de la revista online Fantasci) y otros artículos como El cine y el cómic, Los Supersabios, Chicharrín y El Sargento Pistolas, De Robin a Robin, Cuando los villanos son héroes, Yo castigo al culpable (sí, cuando Punisher estaba de super moda), Batman renuncia por motivos de salud, Nuevos personajes de la Dark Horse, Chanoc y muchos otros textos de interés.

En pocas palabras, ésta era una chulada de revista (no por su diseño, sino por lo que contenía) para quienes apenas comenzábamos a meternos en la onda del cómic y estábamos ansiosos de información.
Cabe mencionar que sería en estos números de Revista de Revistas que varias tiendas de cómics aprovecharían para anunciarse, principalmente Comicastle, Comics S.A. y Manticora, lo que en lo personal derivaría en mi primera visita a una tienda de cómics, acompañado de mi abuelo (en mi primera visita al Castillo de Félix Cuevas saldría con un poster de los Avengers en rebaja y con un cómic atrasado de Daredevil, que es para lo único que cooperaron mis agujereados bolsillos).
Después de esta serie de ejemplares, entre septiembre y octubre de 1993 (del 4363 al 4368) se publicarían otros más, pero esta vez especializados en el negocio de las tarjetas (sangronamente llamadas trading cards), tema al cual se dedicaron incluso más números que al boom del cómic (tan sólo aquí al lado del monitor tengo la sexta parte de la serie titulada Tarjetomanía). Esta contó con la colaboración de algunos de los anteriores articulistas, destacando el mismo Arceo (quien escribió sobre las tarjetas de Star Trek).
La última Revista de Revistas comiquera que recuerdo haber comprado (y que tampoco encontré hoy) fue el número que poco tiempo después se centró en El Reino de los Supermanes. Y desde entonces, ninguna revista, semanario o periódico ajeno a la historieta ha vuelto a dedicar su espacio a los cómics de tal forma. Aun así, Revista de Revistas permanece como una de las varias inspiraciones que en lo personal me llevaron a crear Comikaze junto con mis kemosabes Everardo Ferrer, David Méndez y la ahora indispensable Elizabeth Gil.

13 comentarios:

Lyøkô dijo...

Huy ya llovió!

Por ahí tengo algunas de esas, nunca compre todas (lástima).

Ahora que tocas el punto, que fue de Manticora? hace varios meses desapareció su página web (tenían un buen foro).

¿Eduardo seguirá dedicandose a esto del retail de comics? Por que se ser así ahí faltaría que se vendiera tb comikaze :)

Lestat The Vampire dijo...

Caray sr Tovalin, me ganaste la idea, excelente post, la verdad muy chingon, tengo algunos ejemplares de ella, los compartire contigo en el blog, saludos y gracias por los buenos recuerdos.

Comikaze dijo...

Hola Lyoko: Pues sí, desapareció la tienda online de Manticora. Creo que ahora venden por Mercado Libre nomás. Me parece que David Méndez llevó a enseñar la revista, pero creo que le dieron el avión.

¡Muchas gracias por el comentario Lestat! Valió la pena entonces dormirme a la una y media de la mañana frikeando con este post, ja ja ja. Te imaginarás el trabajo que me costó levantarme hoy, je.

MANCHAS dijo...

Hijole, ya que te me pones de pechito mi buen Tovalín, no me queda de otra más que derramar acá toÑa mis nostalgia que tan arteramente te has atrevido a provocar ajajajajaja. Con lágrima escurriendo en un cachete y un laaaargo suspiro, te cuento que me hiciste recordar que por accidente topé esta serie en la hemeroteca del Colegio Madrid, allá a principios de los 90. Recuerdo que estaba en mi primer año de la secundaria y que no mas tenía oportunidad, me escabullía a la biblioteca. Supongo los que me han de haber visto, habrán especulado orgullosamente sobre mi inteligencia, pero NEL, yo me iba al fondo donde tenían las revistas, Me sentaba en el suelo y me ponía a contemplar las portadas de Revista de Revistas como protestante, la Biblia. Ahí, solo, leyendo y soñando se me iban los 10 minutos de los descansos y la media hora del recreo. Recuerdo haberle participado de mi hallazgo a Ignacio Bazán y luego me iba con él a compartirle el tesoro y hablar por minutos sobre aquello que nos tenía reprobando materias a diestra y siniestra o sea, de CÓMICS, porque en verdad no había otra cosa en el mundo, excepto el rock, que nos interesara más en aquellos ayeres.
Gracias por evocar la memoria en una forma tan dulce. Aunque parezca tonto, pero le guardo demasiado cariño a esas revistas por el simple hecho de haber detonado algo en mi, algo que me llevó más tarde a eso que se llamó Comicastle, Comics SA, La Mecyf, La Conque, La Rocapoca, La Caneca, El Gallito, San Diego Comic Con, Comic Zone, Comikaze y ahora a Committed Comics. Viendo pa’tras, creo que la desidia académica, los tropiezos profesionales y la necedad, no han sido tan malos. Así que gracias a la serie del Boom del Cómic por haberme metido en la cabeza esta idea en la que es tan difícil vivir, pero que me ha dado experiencias insuperables!

Morningstar dijo...

Sin duda, tales números fueron un parangón en la escena del cómic en México. Sobre todo porque no se trataba de una publicación experimental ni amateur, sino de una publicación con décadas de tradición. Efectivamente, ya comenzaría entonces a decaer, y poco después moriría, pero esta época fue como un heroico canto de cisne.

Comikaze dijo...

¡Hey! Que bueno que les latió el post y que les hizo recordar viejos tiempos.

Ese era el chiste :)

Por cierto ¡En verdad tocó las fibras de El Manchas! ¡Gracias por compartir la vivencia Alfred!

Isaac dijo...

Carajo Mister Trovalín, que es lo que busca, que se ponga uno nostalgico, que se ponga a sacar cuentas y decir no ma.... estaba en la preparatoria y eso fue hace ....uta... No tuve la oportunidad de ver Revistas de Revistas dedicadas al regreso del señor de la noche, pero si me sorprendio el encontrar la publicacion con todas la referencias a la muerte de Superman (A decir verdad para mi forma de ver, la primera revista de caracter general que hablaba sobre un personaje de comic en Mexico y en circulacion nacional), y posteriormente con las publicaciones referentes al boom del comic, como lo mencionas en tu post una CHULADA, porque ya sea con experiencia o algun mal tino, se hablaba en una forma seria del comic extranjero y mexicano, cosa que solo habia visto hasta ese momento en los post de DC, la Marvel Age de la casa de las ideas, y en Comic Scene y en Wizard, supongo que fue un momento en que al comic en Mexico y esto por su publicacion en un titulo con el respaldo periodistico del Excelsior, se le comenzo a ver que no era solo para niños..

Lyøkô dijo...

¿comó se llamaba la mascota de Comics SA?

Alguien tiene fotos del hombre araña que estaba a fuera de CSA? o del MEGASuperman del Castle?

Oscar González Loyo dijo...

Faltaron algunas de mencionar, de revista de revistas donde hablaron de Karmatrón, de los Simpson, y se cubrió uno de nuestros viajes a la Comic Con a finales de los ochenta.

Comikaze dijo...

Ah, pues muchas gracias por la aclaración Óscar. No sabía de ellas (sucede que mi abuelo, que era suscriptor, me guardaba las revistas del Boom y yo las tomaba cuando venía al DF de vacaciones).

Supongo que mi viejito no vio los artículos que mencionas y por ello las revistas se deben haber ido con el periódico a la basura tiempo despúes:(

Estaría genial si nos puedes mandar el scan :)

PHK dijo...

Acabas de recordarme un período muy curioso de mi vida que había olvidado, Esos suplementos eran una delicia antes de los tiempos de internet. Eran los únicos que tocaban temas tan interesantemente frikis. Muchas gracias.

Comikaze dijo...

Que bien que te trajo buenos recuerdos PHK!

Tienes razón, era de las pocas publicaciones en español (más que nada en México) que se daba el lujo de publicar cosas frikis :)

Oscar González Loyo dijo...

Ok mi buen Jorgiux!

¡Saludos!