01 julio, 2011

RESEÑA DE AVENTURAS ENMASCARADAS #3 / CÓMIC MEXICANO

Por Everardo Ferrer

Continúa en el mercado el tercer número de Aventuras Enmascaradas, que de entrada ya presenta un cambio, aunque no es precisamente el que se esperaba.

Y es que la portada, realizada por Kôpke (quien diseñó los personajes del cómic) fue creada con un estilo distinto, pero sinceramente no el idóneo, ya que pensamos que puede espantar a su target (el público infantil) y repeler a los mayores de edad, puesto que no se trata de un dibujo precisamente atractivo. Esto es curioso, pues cuando la portada de un cómic se realiza con un arte distinto al de interiores, suele estar mejor hecha que la misma historieta...

La historia en sí puede resultar interesante, pues hay momentos buenos (o al menos graciosos), como cuando Sepulcro y Galápago tienen que viajar en Metro tras la destrucción de su auto en el número anterior. A su vez,  la idea de la Cofradía es buena, pero está mal desarrollada, además que se desaprovecha con la llegada del anunciado primer gran villano del dúo enmascarado, quien por cierto, demuestra ser todo lo contrario a lo que se cuenta de él (¿cómo puede el asesino más capaz de la cofradía caer ingenuamente en una trampa que casi le cuesta la vida?).

No es difícil concluir que si Jorge Gulías, el autor de AE (a quien tuvimos el gusto de conocer en la ExpoComicMx) se empeña en hacer su propia versión de Batman Adventures, sólo podía exisitir un villano a la altura: Silente, obviamente inspirado en el Comodín/Joker/Guasón.

Como plus, los lectores descubrimos que la mayor habilidad de Silente, antes que el asesinato, es el tallado en madera, ya que al presentarse ante los héroes, lo hace inscribiendo con una navaja su rúbrica y un mensaje en un palo ¡Y lo hace en unos cuantos segundos! De lo contrario habría sido fácilmente atrapado por los enmascarados, al estar entretenido en algo tan laborioso.

Por otro lado, el abuso de secuencias sin diálogos hace que la acción se sienta lenta, debido a la rigidez de algunos dibujos, una constante desde el primer número. Al menos ya se han aprovechado los forros de la publicación, presentando un pin-up de Roy López, que es incluso mejor que la portada (de haberse realizado con el estilo animangoso y la paleta de colores que Roy maneja, habría sido un verdadero cromo de colección).

Insistimos, Aventuras Enmascaradas puede ganar mucho si se utiliza un estilo de dibujo distinto al de Bruce Timm, pero jamás como el presentado en la portada de este tercer número.

*Aventuras Enmascaradas está de venta en los puestos de periódicos de todo el país y en las tiendas/ restaurantes del Sr. Slim.

1 comentario:

Spike Valentine dijo...

El guión de Silente para cuando el proyecto iba a ser animado lo escribí yo. Si lo quieren para ahondar el mito, se los mando.