18 julio, 2011

ÓSCAR BAZALDÚA: 25 AÑOS DE ARTE

El pasado viernes 15 de julio, en la Sala Acolhuac de la Casa de la Cultura de Azcapotzalco se inauguró una muestra obligatoria para todo lector de cómics. Se trata de La belleza inadvertida, que reúne más de 50 piezas originales de uno de los artistas más prolíficos de la historieta nacional: Óscar Bazaldúa.

Montada con el pretexto de festejar el primer cuarto de siglo de Bazaldúa como creador profesional, esta merecida exposición fue curada por Brenda Ramírez, quien a su vez contó con el apoyo de Emmanuel Ortega, ambos admiradores del trabajo de este genio mexicano del cómic.

Inaugurada puntualmente, la exposición fue visitada por lectores, coleccionistas y artistas como Mario Guevara, Arturo Said, Martín Avilés e Iván Santillán, con quien Bazaldúa formó una formidable pareja creativa en el pasado.

Entre notas de prensa, cómics de colección y fotografías, la muestra pone frente al visitante varios originales en lápiz y tinta (todos ellos a la venta), así como una maravillosa selección de portadas representativas de más de dos décadas de trabajo, por lo que el visitante tiene la oportunidad de salivar ante el arte que vistió títulos como Libro Siniestro, Relatos de Presidio, Pistolero, y por supuesto, Bellas de Noche. Un interesante plus es que las cubiertas muestran el trabajo de color de una variedad de artistas, entre ellos Guillermo Peimbert, José Silva, Efrén Fuentes y el mismo Iván Santillán.

Cabe mencionar que tras gestionar con no pocas complicaciones el préstamo de las portadas originales con las editoriales que las poseen, Óscar Bazaldúa (o más bien, los organizadores) se encontraron con otro problema: la censura. Y es que más de una decena de originales no fueron exhibidos por petición de las autoridades de la Casa de Cultura de Azcapotzalco. Lamentable.

A continuación les compartimos más fotografías de la exposición, así como comentarios que los artistas invitados nos brindaron acerca del autor homenajeado, a quien Comikaze reitera una felicitación por una carrera de impecable calidad artística.

Arturo Said
El detalle importante de esto es que se trata de una exposición individual, ya que cuando se trata de una colectiva se nos pierde un poco el autor entre la masa de artistas. Aquí podemos ver cada una de las épocas de Bazaldúa, sus etapas, y cada uno de los estilos que ha manejado a través de su historia, así como las colaboraciones con varios artistas como Iván Santillán, José Silva e incluso algunos autores norteamericanos.

El montaje es muy bueno, se ve que la curadora le echó muchas ganas. Hay que darle mucha difusión a esto, porque los estudiantes de diseño y arte tienen que ver esta parte del arte comercial, entre comillas. Y es que el arte comercial con el tiempo se va develando y se vuelve  clásico.


Bazaldúa ha sido por mucho tiempo portadista, ha sido la imagen de editoriales como Toukan y Mango, pero antes ya tenía una trayectoria como dibujante en sellos como Ejea. Dejará huella como artista, más que nada por la fuerza creativa que mantiene en una época tan difícil, pues tiene un estilo muy característico.  

Iván Santillán
Me parece fabuloso esto, pues además de la reivindicación que da a su trabajo, permite que se aprecie su trabajo en su dimensión justa y correcta.

En la historieta popular mexicana que nació en los 80 a raíz de que los editores tomaron el control de la parte creativa de la realización de la historieta, Bazaldúa marcó una época, porque se logró colarse y hacer su propio estilo. Como un atisbo de consciencia, la gente lo tomó bien y la historieta dio un giro, vendiendo maravillosamente. Bazaldúa logró salirse con la suya, presentando su propuesta y vendiéndola a la perfección.


Tengo el orgullo de que cuando esa propuesta empezó a declinar, a cansarse, Óscar y yo hicimos una dupla, comenzando a hacer cosas nuevas, diferentes. Claro, todo seguía teniendo el mismo trazo magistral de Óscar, pero ahora teníamos una nueva visión de ilustración, de color, abocado a lo que estaba de moda en los 90. Eso es lo que marca mi colaboración con Óscar.

Mario Guevara
Esta exposición demuestra que en México cada vez estamos apreciando más la historieta mexicana y que se le está dando el valor que se merece como arte. La obra de Óscar es grandísima, al igual que la de muchos historietistas.  

Al igual que Rafael Gallur, Bazaldúa siempre ha tenido un gran amor a su trabajo, con una calidad excelente, pues ambos tratan que la gente vea lo mejor que ellos pueden dar.


Todo el trabajo de Bazaldúa es magnífico. Posiblemente lo relacionen con Frazetta, pero él tiene un estilo muy personal, pues no es una copia de él.

Martín Avilés
Definitivamente Óscar Bazaldúa es uno de los mejores historietistas no sólo a nivel nacional, sino mundial, por lo que era necesario que su obra se divulgara. Qué bueno que en el caso de Óscar se ha comenzado con tan buena exposición.

Él es alguien que como trazador y entintador es magnífico. Sé que como trazador sólo hay una persona que le puede entintar y dejarlo contento, y ése soy yo, lo cual me da mucho gusto porque él reconoce mi trabajo. Es una distinción que me hace sentir muy bien.


Óscar fue el primer historietista que conocí cuando llegué al estudio del maestro Sixto Valencia. Él ya llevaba un año y era el aprendiz del estudio. Luego llegué yo y después Luis Velázquez. Fuimos prácticamente el último trío que salió de ese estudio.  


Tenemos varias anécdotas de trabajo, desde la época en Memín, EJEA, y hasta la historieta de Santo, La Leyenda de Plata, que yo dirigía y para la cual él hacía las portadas. Desde que me ofrecieron el proyecto no pensé en otro más que en Óscar Bazaldúa para hacer las portadas y en Iván Santillán para ponerles el color. ¿Por qué lo elegí?  Porque son los mejores, nada más por eso. Para mí ellos son el mejor equipo de portadas en el país.





























*La belleza inadvertida se exhibe hasta el 9 de agosto en la Casa de Cultura de Azcapozalco (Av. Azcapotzalco #605, Col. Azcapotzalco Centro, en las cercanías de Metro Camarones). Sería un error perdértela.

4 comentarios:

Rulo-the shine dijo...

es una pena, si este gran artista fuera europeo, juro que todos comprarian mil libros de arte que simplemente tuvieran su apellido, que manara ni que frazzeta, pero vamos, tristemente le toco nacer en la "region cuatro" y por eso pueden hacercosas como censurar su chamba me apena pro que es de esos pocos talentos mexicanos que deberian tener un mejor "mercadish" con su chamba ya que la ccalidad me cae , me cae que aqui no es el problema, de verdad arriba con este maestrazo mexicano

Rubén Armenta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Félix Showane dijo...

Totalmente de acuerdo, con el comentario de Rulo-the shine, una pena que en México un talento artístico tan brillante se desperdicie dibujando portadas de temas tan pobres como las portadas de Sensacionales, cuando este gran artista podría estar trabajando en contenidos más elevados y reconocidos.

Aún así, felicitaciones.

docso dijo...

Ayer ví al Maestro en una expocómic y tuve la fortuna de que me hiciera un sketch;súper talentoso y sencillo...lo que me parece increíble es que el precio por boceto era realmente muy bajo comparado con lo que estaban cobrando otros artistas norteamericanos que allí estaban,siendo que el trabajo del Maestro Bazaldúa era definitivamente superior en muchos aspectos al de varios de éllos;pero en fin,así somos los mexicanos que no valoramos a nuestro talento...