16 abril, 2010

INTERVIÚ CON TONY SANDOVAL

Por Jorge Tovalín
Hace ya varios ayeres, en 2006, para ser exactos, tuve oportunidad de entrevistar al talentoso Tony Sandoval, autor de la entrañable novela gráfica El cadáver y el sofá, para el programa comiquero de radio La Quinta Dimensión, del 95.7 FM, El Politécnico en Radio. Considerando la poca potencia de la señal, podríamos decir que esa charla ha permanecido casi inédita (ciertamente nunca fue transcrita). A cuatro años de realizada, se las compartimos de nueva cuenta, sólo es cosa de que se suban al DeLorean y que, por favor, bajen los pies del asiento.
En pocas palabras ¿Cómo podrías platicarnos de tu trayectoria anterior a El cadáver y el sofá?
Pues es un tanto incógnita. No he publicado mucho, no me considero un autor que haya publicado mucho, sin embargo lo que hecho me gusta y creo que ha sido algo así como una evolución natural. Anteriormente publiqué con Shibalba en el cómic de Tinieblas; también he autopublicado Nocturno, Blacky y recientemente publiqué lo que vino siendo Johnny Caronte para Estados Unidos y España. Ya empecé a publicar (la obra llamada Vielle Amerique) en Europa con una editorial que se llama Paquet. Esto creo que sucedió en 2005 y se publicó en francés para la parte francófona de Suiza, así como en Francia y Bélgica.

¿Cómo sucede tu primer contacto con Caligrama? ¿Ellos se te acercaron o tú les ofreciste una obra propia?
Yo acababa de publicar con Paquet, ellos me habían pedido una propuesta de historieta y les hice tres. La que les gustó fue El cadáver y el sofá, que es la que yo no pensé que fuera la más comercial. Con el producto a medio terminar llegué a México... iba a mi tierra en Sonora y pasé por aquí, pues venía de El Salvador, ya que estuve viviendo un rato allá. Entonces, como el D.F. me quedaba de paso, me quedé aquí una semana y en ese justo momento estaba yo en el estudio de Clément, que acaba de publicar ahorita su Operación Bolívar y él precisamente estaba hablando con Luis Gantús. Me lo pasó por teléfono y le comenté que tenía material disponible, después platicamos y de ahí surgió todo.

¿Qué porcentaje del trabajo para El cadáver y el sofá ya tenías realizado en ese entonces?
Como el sesenta por ciento.

Más o menos ¿cuánto tiempo te llevó realizarlo, desde las primeras ideas hasta que ya lo viste impreso?
Éste fue un proyecto que hice intermitentemente porque era sólo para mí, no pensaba publicarlo, así que me tomó como dos años, quizá más, pero te digo, lo hice de forma intermitente. Hacía una cosa, lo dejaba, lo abandonaba por meses y después de lo volvía a tocar. Por eso tiene algo así como diferentes humores, hay cosas como en blanco y negro, bicolores y otras en color. Me doy cuenta que cuando estoy firmando los libros y hago un dibujito de los personajes, ya no me salen igual, ya cambiaron.

Ya nos comentaste que originalmente no tenías pensado publicar este trabajo, pero en el caso de que lo hubieras publicado antes ¿tenías pensado hacerlo por entregas o cómo llegó la idea de hacerlo en este formato de novela gráfica? ¿La idea fue de Caligrama o se trató de una coincidencia?
Yo siempre he pensado en el formato de novela gráfica, para mí esa es la onda, hacer álbum o novela gráfica. No me llama la atención hacer historieta sencilla de veintitantas páginas. Yo ahora lo pienso todo en conjunto, como una obra completa.

¿Cómo le podrías platicar a la gente la trama de esta novela gráfica en pocas palabras, en una especie de sinopsis? Si fuéramos al Blockbuster a rentar la película de El cadáver y el sofá, ¿Que diría el reverso de la caja?
“Estremecedora” (risas). Un trailer de la novela sería: “Todo transcurre en un verano para Polo, el personaje principal. En ese verano le pasan cosas que no le habían sucedido nunca. Conoce una chica muy guapa que le gusta y tiene por primera vez sexo (aunque no lo digo ahí). Y tiene la emoción de algo fuerte, como encontrarte el cadáver de un chavo de tu vecindario.”
Cuando me preguntan qué onda con El cadáver y el sofá, yo les digo: “Imagínate dos chavitos que se conocen y pasan el verano viendo el proceso de descomposición del cuerpo de un chavo de su vecindario que se murió, sobre un sofá. Y el sofá y el cadáver están conectados.”

¿Qué tan parecido es el producto final a la idea que tenías en un principio en la cabeza?
Para empezar, tenía pensado hacer 15 páginas, (ahora) tiene 88.

¿Tiene un final distinto al que tenías ideado originalmente?
No, porque nunca había hecho un final, no lo había pensado, hasta que me dijeron que sí iba a publicarse. Entonces dije “¡Órale!¿Cómo lo acabo?” Ahí fue cuando pensé en un final. No pensé en un ideal glorioso, ni nada. Simplemente se acabó el verano y punto, tal como me agarró.

Por otro lado, ¿Cuáles son tus influencias de literatura, cine, televisión, cómics. ¿Qué es lo que agarras para tu arte? ¿Qué es lo que te agrada incorporar?
Muchos artistas que me gustan de historieta, así como escritores y cineastas. Mucho de esto se me ocurrió a partir de una entrevista que leí sobre Peter Jackson, la cual hablaba de que el tipo hizo una película bien ruda que hablaba sobre prostitución, violencia, drogadicción y todo lo hizo con marionetas (Meet the Feebles). Entonces dije “¡Wow!, realmente usó el formato”. Así que yo pensé “¿Qué tal si yo hago un cómic con el formato infantil, pero que trate de temas rudos?”
También leí un libro de Suskind, el escritor de El perfume, quien tiene otro que se llama El Señor Summer, el cual si lo abres, es un libro infantil totalmente, con los dibujos bonitos, en acuarela y todo, pero que cuando lo lees sabes que se trata del suicidio de un pobre hombre y de un niño que lo ve todo. Eso se me hizo muy fuerte. Éstas fueron grandes influencias para El cadáver y el sofá.

¿Qué tan satisfecho estás con el resultado?
Estoy muy a gusto, se está moviendo bien, hasta el momento he recibido críticas favorables, ha gustado. Yo veo el librito y la verdad me late. El otro día estaba esperando a no se quién y tenía que hacer unos minutos de tiempo. Estaba parado enfrente del librero y ahí había un librito de El cadáver y el sofá. Lo agarré, lo abrí en “x” lugar y empecé a leerlo. Y de pronto me di cuenta de que yo no lo había experimentado como lector y me clavé viéndolo, hasta que ya me interrumpieron. Lo cerré y dije “¡Órale, sí se lee fluido!”, pero no me había dado ese gusto de verlo como lector, pues no lo había vuelto a abrir, sino sólo para checar la impresión y cosas así.

¿Cuál es la aportación de El cadáver y el sofá?
Siempre que hago una historieta o una novela lo primero que me viene es sacármelo del sistema. Yo escribo como se siembra una planta... la planta se va dando sola.
Simplemente tengo una idea, una rareza, y generalmente no empiezo haciendo algo muy grande, dejo que se cuente sola. Pero siempre mi segunda intención es que el posible lector lo disfrute y la pase rico, vaya, que se eche una peliculita, un viajecito. Yo siempre agradezco mucho cuando voy al cine o leo un libro y digo “¡Ay, mira que rico, que agradable!”. Esa es mi intención como autor, que tú te sientes, lo agarres y pases un rato agradable. A eso se reduce todo, a que te pases un buen rato, porque es un entretenimiento ¿no?
¿Podrías nombrar algunos de tus artistas favoritos del cómic?
Sí, como no. El número uno creo que sería Simon Bisley, de ahí serían Dave McKean, Mike Mignola, Jeff Smith... son muchísimos, pero serían ellos principalmente.

¿Cómo definirías tu estilo? ¿Hay características en tu trabajo que sean recurrentes? ¿Notas algún sello particular o algunos vicios?
Sí, yo creo que sí. Quien haya visto mis dibujos dirá: “Dibujas a las chicas con los ojos bien separados, chiquitos”. Generalmente hago ojos muy chiquitos, narices rojas, pecas, línea quebrada, accidentes, (dibujos) muy oscuros. Yo diría que eso podría resumir mi “dibujada”.

¿Qué es lo que más te gusta DE dibujar y qué es lo que más te gusta dibujar?
Lo que me gusta de dibujar es que estás creando y estás comunicando. Eso me gusta bastante. Lo que más me gusta dibujar y practicar son sentimientos, humores, ambientes.

¿Qué es lo que menos te gusta dibujar? ¿Alguna cosa que se te dificulte?
Todo es dibujable. Me choca dibujar carros nuevos. No me gustan los carros nuevos, los nuevecitos, los modernos. Los carros viejos son ricos de dibujar, pero los modernos ¡guácala!

¿Qué deseos tienes en tu carrera, qué cosas quieres lograr y que sabes que mediante el esfuerzo y la constancia puedes llegar a alcanzar?
¡Ser Moebius! (risas) No, pues seguir haciendo historieta y madurar como autor. Tengo muchas inquietudes, pero mi pasión es, si me preguntaras por mi actividad favorita en la vida, el hacer historieta. Y me gustaría seguir haciendo historieta hasta que muera.
También quiero pintar un poco más. Me gustaría hacer por ahí un cortometraje, también hacer un poco de música, fotografía, bueno, casi de todo relacionado a esto. Y pues tener un nivel de vida con mi trabajo. No me la paso mal, pero me gustaría tener un nivel de vida rico y hacer mis novelas gráficas. En este instante es una pregunta un tanto abierta, quizá quiera otra cosa en otro momento, pero si me preguntas ahorita, te contesto eso.

Y por otro lado ¿Qué sueño tienes que pueda estar complicado alcanzar, al menos por el momento?
No se me ocurre nada. Te juro que estoy muy contento ahorita, estoy haciendo la chamba que me late. El cadáver y el sofá para mí representa un parteaguas en mi carrera. Ya puedo decir “Ahora soy autor y se está publicando y consumiendo algo de mi creación”. Quizá esa hubiera sido la respuesta a esta pregunta si me la hubieras hecho meses atrás, pero creo que ahorita estoy satisfecho en ese aspecto. Lógicamente me gustaría tener siempre ideas y nunca parar de evolucionar en el trabajo y como persona también.

7 comentarios:

hilus dijo...

Excelente entrevista, qué bueno que la "rescataron". Es un artista formidable. Ojalá fuera más accesible su obra europea acá en su tierra.

Saludos!

Jorge Tovalín González-Iturbe dijo...

¡Muchas gracias por el comentario maestro Luis Fernando! Recién la redescubrí y me di cuenta de que nunca la había mostrado, qué bueno que te interesó.

Por cierto, tengo una cita pendiente con usted en la primera semana de mayo, en cuanto nos visite Nuestra Señora de la Luz.

Nahúm dijo...

¡Qué buena entrevista! A pesar de que no conozco la obra de Tony Sandoval, porque sólo había visto algunas imágenes, a partir de este material, me dan más ganas de buscarlo y leerlo.

Tovalín, planteaste preguntas muy interesantes. ¡Buen trabajo!

Saludos.

P.D. Por cierto, ¡qué buenas recomendaciones llevaste a D-strip-ando!

clitorito dijo...

uuuuuufffffff amé esa historiaaaaaaaaa, nunca había encontrado a alguien que le gustara :)

El Pipiripau (ikoon) dijo...

Chida entrevista! es de mis ilustradores favoritos!

Por ahí dijo que había planes de publicar Nocturno en México en la primera mitad del 2010, así que ya no debe tardar...

Saludos!

7 words 7 dijo...

Muy chida entrevista!
Yo compré ese comic y me pareció maravilloso, lo único malo es que lo consideré caro.
Un saludo Jorge!
J

Comikaze dijo...

Muchas gracias por los comentarios. Un gustazo saber que disfrutaron la entrevista.


Jorge