30 diciembre, 2009

RESEÑA DE DRAGÓN NEGRO, NUEVO CÓMIC MEXICANO

Por Jorge Tovalín
Meticheando en la tienda Mundo Vid del Pasaje Zócalo-Pino Suárez, llamó mi atención un nuevo cómic mexicano que ya había visto hace unas semanas, pero que no había comprado por una simple razón: el cómic venía embolsado, lo que hacía imposible ver el interior.

En primera instancia, el título elegido para el cómic (Dragón Negro) no me fascinó en lo personal, pues me parece que le falta fuerza, además que la tipografía utilizada para crear el logo del cómic se ve muy simplona (de hecho, podríamos asegurar que el logo como tal no existe). Pero estaba de buenas y decidí comprar mi ejemplar para darle, como lector, una primera oportunidad a este proyecto. Al abrirlo, el cómic era a color y el dibujo se veía agradable.

38 pesos y 24 páginas más tarde, por lo menos me quedé con la curiosidad de saber qué sucederá con este nuevo cómic (sé que por lo menos compraré la segunda entrega).

¿Pero de qué trata esto?
Bien, pues Dragon Negro nos presenta a un superhéroe homónimo, quien se encarga de vigilar Ciudad Central. Lejos de ser un vigilante fuera de la ley, el personaje es el arma secreta de la sección Bravo Fuego, que al parecer es un organismo militar gubernamental secreto. Las habilidades sobrehumanas (fuerza, agilidad, velocidad) del héroe radican en su capacidad para controlar sus descargas de adrenalina, lo cual en lo personal me pareció lo más novedoso que aporta el personaje al momento.
Escrito por Ángel M. Huerta y dibujado por David Castillo, la primera referencia que vino a mi cabeza al leer Dragón Negro fue Serpio, el malogrado cómic que hace unos 10 años publicara El Camino Amarillo, ya que cuenta con un buen trazo, color digital, papel de primera, así como anunciantes pesados en la segunda y tercera de forros. Parecería que no le falta nada a Dragón Negro.
Pero es la trama del primer número la que no me convenció del todo, pues la forma en que se presenta al protagonista seguramente ha sido utilizada en muchas ocasiones. Como ejemplo tenemos la primera escena, que muestra al héroe entrando a la mansión de un mafioso, la cual está resguardada por empistolados que uno a no son anulados violentamente (por cierto, me recordó a la secuencia inicial de la divertida The Punisher, de 1989). En otra escena, Dragón Negro aplica sus puños contra unos asaltantes. Nada que no hayamos visto decenas de veces con Batman.
Si Serpio me desanimó al presentar una mezcla mexicanizada de Bruce Wayne y Frank Castle, en este nuevo intento de revivir el género de superhéroes mexicanos, Dragón Negro corre el riesgo de ser comparado con personajes como los antes mencionados. Espero estar equivocado y que el siguiente número haga que me coma mi zapato.
Cosa interesante: Dragón Negro es producido por el sello HUMA Comic House, el cual, investigando en su página web (y es que el cómic no ofrece información alguna sobre los editores, formas de contacto o siquiera una editorial de bienvenida) tiene sus instalaciones en San Pedro Garza García, Nuevo León (el municipio con el mayor ingreso per cápita del país).
Como lector, esto me hace pensar que se trata de un sello con fuerte respaldo económico, pues en los interiores del cómic se promueven dos títulos más a publicarse próximamente: Super Kids y Relámpago, escritos por el mismo Huerta, además que en el sitio web se hace referencia a dos tomos de un cómic llamado Seres, del cual además se anuncia ¡una película de ciencia ficción! (Seres Genesis) a estrenarse el próximo 22 de enero. Habrá que esperar.
Para terminar, lejos de la trama deja vu, como suele suceder con muchos cómics independientes, Dragón Negro padece errores de ortografía (uno muy notorio) y de una ausencia total de acentuación, lo cual "le da en la torre" no sólo al esfuerzo de hacer la historieta, sino que, imaginando lo que debió costar el tiraje, es motivo para que el inversionista le de una pamba al corrector de estilo, al letrista y al editor.

Aun así, me quedo con las ganas de darle el beneficio de la duda a Dragón Negro, leer una segunda entrega, conocer más del personaje, ver más del promisorio trabajo gráfico de David Castillo (esperamos ver más fondos y texturas dibujadas y no sólo rellenadas digitalmente) y esperar sinceramente que no se trate de otro primer número que se quede para el recuerdo. A nombre de Comikaze, le deseo al sello HUMA la mejor de las suertes.

Más info de este título en www.humacomics.com

Te dejamos este par de videos acerca del proceso para crear estos cómics, así como el trailer de la película Seres, que por ahí muestra unos efectos bastante vistosos.















6 comentarios:

ÐŖǻĜǾŊ ÃζЏĿ dijo...

Pues me lo voy a comprar aprovechando que tengo varo y pues a darle la oportunidad a este proyecto.

NO OLVIDEN VISITAR COMICORP

El Pipiripau (ikoon) dijo...

Yo también lo ví en MundoVID y estaba en bolsas por lo cual no le pude echar un ojo y se me hizo caro el precio para sacarlo y descubrir que el contenido era lo mismo que la portada, a mí me pareció un Batman mezclado con un luchador... Mi amiga de mundo VID tampoco lo había leído y no me lo pudo recomendar...

No seas gacho y pon un par de fotos de los interiores para que me acabe de animar a comprarlo en mi próxima visita al DF...

Saludos y Feliz Año Nuevo a todo el equipo Comikaze!!!

Comikaze dijo...

Cierto Pip, el look me recuerda mucho al de un luchador, pero al parecer sólo es eso.

Hoy en la noche-madrugada subo unas imágenes de los interiores para que lo puedan checar :)

Comikaze dijo...

Listo joven, he aquí un par de imágenes de interiores, para que se de una idea del dibujo y el color. Hoy me comentaba Everardo que a el personaje le parece un amalgam de Batman, Blue Demon,Punisher y hasta de Black Shadow, en cuanto a lo visual, aunque me parece que todavía no lo ha podido leer.

Espero el segundo número supere mis expectativas :)

El Pipiripau (ikoon) dijo...

Gracias por las imágenes del interior!!! Me lo compro en mi próxima escapada al DF...

Eso de los vagabundos me recordó a Spawn...

Saludos y Feliz Año!!!

Comikaze dijo...

Creo que fuera de la trama que puede sonara lugar común, el dibujo y el color son lo mejorcito de este cómic.

Un gran abrazo amigo!!