19 septiembre, 2013

LA JUSTICIA DIVINA DE HAGHENBECK

 
Con Justicia divina, historia fantástica escrita y dibujada por el reconocido autor Francisco Haghenbeck, la Universidad Iberoamericana marca su incursión en el formato de la novela gráfica.
 
Justicia divina presenta "una historia de fantasía urbana, protagonizada por un personaje de clase media, conservador, quien tiene el don de ver cosas que las demás personas no ven, no solamente personas muertas o monstruos, sino que le suceden cosas muy extrañas como tener que cazar al Chupacabras en el Bajío o perseguir hombres lobo que matan a mujeres en discotecas", comentó el autor en entrevista con Comikaze.
 
“Son como historias que podrían pertenecer a The X-Files, pero con mucho humor y carga social”, añadió.
 
 
Para el creador de títulos como Trago amargo, Hierba santa, Aliento a muerte, El diablo me obligó, El caso tequila o La primavera del mal, Justicia divina presenta “un homenaje a la ciudad de México, vista a través de un personaje sui generis, con un toque sobrenatural, en lo que se llama en Inglaterra ‘fantasía oscuro-urbana’, género que manejan autores como Neil Gaiman, Jamie Delano en Hellblazer o Alan Moore, pero muy cargado de humor”.
 
“Siempre he dicho que una de las características de la novela negra en México, quizá por las raíces de Paco Ignacio Taibo y Elmer Mendoza, es su humor sarcástico, punzante, cargado de política y carácter social”, dijo Haghenbeck.

 
Tras publicar en 1992 el epílogo de Justicia divina en formato de cómic, Haghenbeck siguió elaborando la historia a lo largo de las siguientes dos décadas, por lo que al experimentar la novela gráfica, los lectores observarán no sólo la evolución de la trama, sino también del arte gráfico de su creador, quien dibujó el último capítulo en computadora.

“Desde el principio la imaginé como una historia larga. Continué dibujándola por placer durante los siguientes 15 años, mientras hacía mi carrera literaria de forma paralela, hasta terminar la idea original, que es prácticamente la que el lector tendrá en sus manos”, apuntó.

 
Acerca de su decisión de experimentar con el lenguaje gráfico, dijo: “Desde el principio dibujaba, pero al lado de amigos como Humberto Ramos, Bachan Bef, me sentía un poco intimidado. A la lejanía veo que sólo era cuestión de estilo y que mi dibujo funciona muy bien con el tipo de narración que pretendo (...) siempre he pensado que una historia necesita un formato distinto, ya sea como cuento infantil, guión de televisión, radio o cine. Cada historia te pide su formato y ésta pedía ser muy visual. Creo que pocos cómics en México han logrado reflejar el espíritu de la ciudad y eso es lo que yo quería hacer con Justicia divina”.

Con introducción de Alberto Chimal, esta novela gráfica no es la primer incursión de Francisco Haghenbeck en el lenguaje del cómic, dado que cuenta con la experiencia de haber escrito las historietas Crimson y Alternation para el mercado estadounidense, así como un guión para el cómic de Superman. Editor de la serie de cómics Los 7 pecados capitales, encargados por el Gobierno del Distrito Federal, también es autor de la antología Un mexicano en cada hijo te dio, entre otros títulos de corte historietístico.

 

1 comentario:

Ernesto Deras Jr dijo...

Y cómo y en donde se podrá conseguir?