07 enero, 2010

RESEÑA DE KETHER , CÓMIC MEXICANO INDEPENDIENTE

Por Jorge Tovalín
En la pasada ConComics de Guadalajara, tuvimos la oportunidad de conocer varios nuevos títulos de cómic que apenas han comenzado a circular fuera de sus ciudades de origen. Varios de estos estuvieron disponibles en nuestra reciente MiniCon .

Hoy platicaremos de Kether, un cómic de fantaciencia- ficción, creado por el ilustrador Joel Ojeda, Mister Moster (así, sin la "n"), quien radica en Aguascalientes y quien en 2009 fue uno de los pocos mexicanos (como Luis Sopelana) que participaron en la edición antológica dedicada a los personajes del videojuego-cómic Darkstalkers.

¿De qué trata? Con dos números publicados al momento, Kether (publicado por el sello Garabato Studio) narra las andanzas de Kar, un joven que vive en una construcción que aloja a la Torre Atemporal, una especie de observatorio de la Historia que en su centro tiene una fuente mágica que permite a quienes ingresan en ella viajar en el tiempo (de hecho, el agua que emana es capaz de crear portales). Kar es acompañado por su prima Iduna, quien tras pasar un tiempo estudiando con cierto filósofo griego de nombre Sócrates, así como con diversos personajes históricos, se une a su joven pariente para atender el llamado de su maestro (representado por una cabeza formada de agua, la cual emerge de la fuente).
Ambos son despachados al mundo de los humanos (la Tierra, pues), para detener los conflictos entre los hombres y los animales, quienes han mutado para volverse seres inteligentes que incluso han formado la llamada Nación Bestia (aunque nunca se explica al lector cuál es el interés por salvar al planeta).
Sin ser vista, una pequeña criatura arroja un líquido extraño a la fuente, por lo que el destino exacto de los viajeros es modificado. Ambos aparecen suspendidos en el aire, a cientos de metros del suelo y en medio de una batalla aérea, tras lo que reciben ayuda involuntaria de un rebelde llamado Izanami (patán y egosita como Han Solo), quien aparentemente jugará un rol muy importante en los siguientes episodios. Podríamos decir que estos párrafos resumen de cierta forma general la idea del primer número de Kether (ya no les contamos nada del segundo).
¿Y qué tal está? Mientras que el primer número del cómic (en el cual lamentablemente la impresión no deja lucir el dibujo al cien) básicamente nos presenta a los personajes, su relación cercana y la misión que tienen que cumplir, el segundo capítulo es en el que encontramos mayor acción y pistas de hacia dónde puede ir la trama en próximas entregas. Las bonitas composiciones que Joel Ojeda utiliza en sus páginas se apoyan en un dibujo agradable, con una clara infuencia del manga en los rostros de sus protagonistas.

Debido a que buena parte del segundo número se desarrolla en los cielos, obviamente nos encontramos con pocos fondos, por lo que esperamos que en el siguiente Kether encontremos más detalle en ese apartado. Curiosamente, la calidad de impresión parece afectar directamente la percepción del trazo de Ojeda, pues mientras el primer número se ve un poco pálido, el segundo está un poco sobrado de negros, lo cual hace que el dibujo se vea menos limpio.

Esperamos que un trabajo más cuidado y afortunado de la impresión (y es que con los impresores hay que ser muy exigente) permita a los lectores de Kether leer la historia justo como su autor tenía pensado que luciera.

Observaciones quejumbrosas: algunos de los personajes (sobre todo Izanami) hablan como si fuesen personajes mexicanos, con expresiones (escuincla, fulano, chamaca, deveritas), que lejos de transportarnos a un mundo de fantasía futurista, nos remontan a cualquier plática casual entre amigos, lo que hace que los personajes pierdan algo de credibilidad.

La otra quejita es un error (¿moda acaso?) de el 99.9 por ciento de los cómics indies: la ortografía. En este caso, los signos exclamativos e interrogativos a la americana. Sí, poner frases con un sólo signo al final (! ?) le da cierto toque juvenil al cómic, pero no es lo más adecuado si estamos publicando en español.

Fuera de la historia, de publicación independiente a publicación independiente, le damos un consejo práctico a Joel: ¡aprovecha la tercera de forros! ya que esta aparece completamente en blanco, y ahí se podría incluir algún anuncio o información sobre (galería de DeviantArt, la portada del próximo número, puntos de venta, una semblanza del autor, cartas de los lectores, etcétera).

¿Cómo conseguir Kether? Pues sabemos de dos formas: directamente con su autor mediante el correo ketherbuzon@hotmail.com

Formato: 22 páginas, blanco y negro, portada a color, tamaño media carta.
Periodicidad: ¿Convencional?
Precio: $20
En Comikaze seguiremos pendientes del desarrollo de éste y otros cómics independientes mexicanos.

5 comentarios:

El Pipiripau (ikoon) dijo...

Ahhh se vé que sí aguanta, al menos para echarle un ojo...

Qué bueno que se pueda conseguir en Badabing...

Gracias por la recomendación!

Saludos...

Alex Heaven dijo...

Bien por el Joel, le picaré las costillas para que no afloje... en el dibujo

Mister Moster dijo...

Muchisimas gracias por la reseña! Sus opiniones me parecen muy balanceadas y justas, las tomaré en cuenta.

Comikaze dijo...

Esperamos que te sean de utilidad los comentarios y que no dejes de avisarnos cuando tengas listo el número siguiente camarada!!!

sabina dijo...

Me parece interesante y me impresiona la manera de manejar la pluma y tableta, espero saber mas de ustedes.

Donde puedo conseguir de estos comics?