24 abril, 2009

RESEÑA GEEK DE LA CINTA X-MEN ORIGINS: WOLVERINE

Este jueves en la noche tuvimos oportunidad de ir a la función de prensa de uno de los estrenos más esperados por los comiqueros. No, no echaremos a perder la trama (que ya todos conocen), así que esta vez sólo daremos algunos comentarios generales. Y que la discusión geek sabrosa comience cuado ya se estrene la película.
X-Men Origins: Wolverine resulta bastante entretenida y accesible para aquellos que en su vida han abierto un cómic del personaje (hay que admitir una gran parte del público actual conoció a Wolverine y compañía gracias a la serie animada de principios de los 90).


No, X-Men Origins: Wolverine no es Spider-Man 2, no es Iron Man, pero al menos es superior a X-Men 3 (que aún así tiene sus momentos). Y no, el auditorio no necesita chutarse 35 años de cómics del personaje para disfrutar de esta historia, lo que se agradece de cierta forma.


La cinta es una especie de collage de eventos importantes de la “vida” del famoso patilludo (como fan, es genial ver la escena en que se le inyecta el adamantium a Logan, así como el posterior escape), personaje que Jackman interpreta de nueva cuenta con mucho acierto. Se puede decir que Wolverine es a Jackman como Bond es a Connery: en ambos casos el actor y el personaje ya resultan inseparables. Basta subrayar el dato de que desde San Christopher Reeve, nadie había interpretado a un mismo superhéroe cuatro veces en la pantalla grande. Sin duda el público adora a Jackman y su Wolverine, pues el carisma de este cuate le ayuda mucho a la película.


El filme es producido por Seed Productions, es decir, por Hugh Jackman y su socio, quienes de plano se toparon con la gallina de los huevos de adamantium y harán lo posible por aprovechar al personaje (recordemos que X-Men 3, en la que Wolvie es el completo protagonista, también fue producida por Jackman).
Dirigida por Gavin Hood, realizador de Tsotsi, ganadora al Oscar en 2006 como Mejor Película Extranjera, Hood es una especie de talento multiusos que posee una carrera más larga como actor en películas mayoritariamente de acción que como director. Y se nota que conoce el género por experiencia actoral, pues la cinta está repleta de secuencias muy llamativas (algunas mejor logradas que otras, sobre todo porque algunos efectos especiales siguen viéndose demasiado “digitales”, por así decirlo).
Definitivamente la más violenta de las cuatro cintas “X”, esta nueva entrega presenta a una buena cantidad de personajes del mundo del cómic mutante. Aquí lo curioso es que sólo serán reconocibles para aquellos que siguen las aventuras de los X-Men en el formato impreso, ya que casi ninguno de ellos es llamado por su nombre clave. Aun así, pasan por la pantalla personajes clásicos como Emma Frost (que por cierto la actriz ni fu ni fa), Blob, Wade Wilson/Deadpool, Maverick, Scott Summers/Cyclops, el amado Gambit (traducido como Gambito ¡puaj!) y algunos otros mutantes, pero ya de segunda categoría.
Seguramente X-Men Origins: Wolverine será un trancazo de taquilla, lo cual podría asegurar que a) se realice otra precuela b) se ponga en marcha un buen plan para reanimar a los X-Men.

La cinta se estrena el 30 de abril con 280 copias, en su mayoría subtituladas.


LOS YEAHS:
-Buenas escenas de pelea y mucha acción constante, ideal para palomitas
-Chistes y referencias geek por montón (hasta por ahí hay una que recuerda a ciertos granjeros de Kansas)
-El origen del adamantium…y de la vestimenta de Logan (¡en todas las películas usa la misma ropa de civil!)
-Mucho Wolverine berserker y nada del aburridísimo Cyclops de James Marsden
-La relación de hermandad entre Logan y Victor Creed, y sus escenas como soldados
-Liev Schreiber como villano gandalla (muuuuy superior al simio monosilábico Sabretooth de la primera X-Men)
-La escena de Wade Wilson/ Deadpool con sus katanas
-La guapa Lynn Collins como el interés romántico de Wolverine
-Cyclops de chavito nerd
-Aplica totalmente para una segunda visita al cine, con los cuates o la novia

LOS COFF, COFF:
-No apta para puristas…y tal vez no para niños pequeños. Obviamente se recomienda haber visto demás películas.
-La cinta se centra en el origen de Wolverine (obvio), pero aun así, no sabemos casi nada del resto de los personajes (a lo mucho sus poderes).
-Faltó pulir algunos efectos especiales. Sobre todo cuando se intenta rejuvenecer digitalmente a personajes conocidos (¡hey! esto no cuenta como spoiler)
-Gambit tiene poco tiempo en pantalla (y no tiene acento cajún). Nueve años esperando…para diez minutos a cuadro.
-Algunas cosillas confusas de continuidad en relación con X-Men (2000)
-Las escenas basadas en el cómic Origins duran un parpadeo.
-Los mutantes de relleno son desaprovechados
-Los personajes se desplazan demasiado rápido (geográficamente hablando). Atraviesan medio país con un tanque de gasolina, en tres horas, por así decirlo.
-No hay escena sorpresa al estilo Iron-Man o The Incredible Hulk. De todos modos, hay que quedarse hasta el final de los créditos.

4 comentarios:

Lichu dijo...

HOLA, AMIGO. LA VERDAD, MUY BUEN BLOG! YA ME HICE SEGUIDOR TUYO, Y ESPERO QE VOS TE HAGAS SEGUDIOR DEL MIO! OK, ME VOY YENDOOOOO!! =D

CHAU!

--LICHU--

Lain444 dijo...

tu blog essta genial ajajaja , estare al pendiente de todas las nuevas XD

bueno eos es todo por ahora...

byyyeeee
and dont forget...
keep smileeee

Comikaze dijo...

¡Hey! Qué bueno que les gustó el blog.

Les recomiendo leer el número uno de la revista que hacemos. En este mismo sitio pueden leerla gratis, en formato digital.

Claro que nos anotamos como seguidores!!

Comikaze dijo...

De hecho, en el número dos de la revista tuvimos un artículo muy interesante sobre The Killing Joke